domingo, 14 de octubre de 2012

Testimonios gráficos del éxodo de braceros desde Monterrey, año de 1956.



Ahora que ha sido del conocimiento público el peregrinaje que han tenido que hacer miles de braceros mexicanos  en exigencia del dinero que les fue depositado por el gobierno norteamericano durante la etapa del llamado programa bracero (1942-1964), es interesante consultar esta colección de 327 fotografías tomadas en el centro de procesamiento de braceros en Monterrey el año de 1956, y que pueden ser revisadas a través de las páginas del Centro de búsqueda de colecciones del Instituto Smithsonian.

Aunque vale la pena explorar toda la colección, algunos de los temas de las imágenes son algo repetitivos, por lo cual he realizado un listado con los sujetos más representativos de toda la colección para facilitar una revisión más rápida.



Otras fuentes para información sobre Braceros:

Entrevista a Jesús Andrade Rodríguez, bracero que salió por Monterrey en 1956.

Datos sobre braceros en FARMWORKERS.

El Archivo Histórico de Braceros.

4 comentarios:

  1. Hola,
    Es increible cómo la historia de estos dos países es una interacción continua. Y aquí se habla de "self deportation" para que cada ilegal se regrese a su país y ya. También existen leyes como a la apodada "papers please" del estado de Arizona que da autoridad a la policía local (no federal) a exigir que cualquier persona muestre sus documentos si "parece inmigrante illegal". Y del lado mexicano está la pobreza y falta de empleo y oportunidades para muchos. En el medio como siempre: los braceros, espaldas mojadas, chicanos, etc. Y aquí en la Florida los baaseros cubanos (aunque estos, tocando tierra norteamericana, pueden acceder a beneficios que solo ellos tienen. De cualquier manera deben cruzar el mar arriesgando la vida propia y de sus familias.
    Revisé las fotos, graciás, son muy interesantes allí me encontré unos cheques de pago (de california) a Cirilo F Tapia y a Antonio García. Son interesantes, muestran lo que ganaban los braceros por semana y lo que se les descontaba por comida y seguro etc.

    Y la que titulas examen físico "no tiene desperdicio" jejeje, el examinador está más aporreado que los braceros.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que a mí nunca me quedó claro es en que momento del proceso se hizo perdedizo el dinero de estos braceros. Tremenda injusticia.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Es correcto Juan Crouset. Tremenda injusticia para ellos, tantos años que los han traido de la ceca a la meca para que les devuelvan lo que les corresponde por tantas lagrimas, sangre y sudor que pusieron en los campos agricolas americanos.

      Eliminar
    3. El asunto parece algo mítico cuando lo vemos en la televisión, pero estas fotos nos recuerdan la magnitud del asunto y la importancia que representó para aquellas personas involucradas.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar