martes, 18 de septiembre de 2012

Los Apartamentos La Silla (La Silla Courts)


Es poca la información disponible sobre estos legendarios apartamentos al sur de la ciudad de Monterrey que alguna vez recibieron a los turistas norteamericanos que transitaban por la antigua Carretera Nacional,  allá por las décadas que abarcaron los años treinta y cuarenta del siglo veinte, y que cruzaban nuestra ciudad en su paso obligado para internarse hacia el sur de nuestro país. 
Postal del año de 1935
En el libro Mesones y Hoteles en la historia de Nuevo León, encuentro una brevísima  referencia sobre el sitio: “…El Motel La Silla, ubicado por la hoy avenida Eugenio Garza Sada, a la altura de la colonia Altavista, tenía aproximadamente 35 cuartos y era propiedad de don Alonso Lazcano. Al cerrar era operado por el ingeniero Armando Rodríguez…”

Es precisamente en las memorias del Ingeniero Armando Rodríguez en donde se pueden obtener algunos datos, un tanto anecdóticos, sobre el destino y funcionamiento del lugar: “…el hospedaje que fuimos a administrar, fueron los Apartamentos La Silla. Era un campo de turistas que…se encontraba a pocas cuadras del Tec, en la colonia Altavista y lo ocupaba el instituto como complemento de los internados. Mientras lo administró el Tec, tuvo las mismas reglas del internado..” y agrega más adelante “…Al terminar las Casas de Estudiantes III y IV (del TEC), el internado tuvo suficiente capacidad y cerraron la Silla. Trataron de cancelar el contrato con los dueños, los señores Lazcano, quienes les exigieron que lo cumplieran…”
Continúa el ingeniero narrando una serie de acontecimientos que lo llevan a hacerse con un contrato que le otorgaba la administración del lugar, y refiere algunos detalles sobre su equipamiento: “… Otra feliz circunstancia fue que los dueños de la finca nos ofrecieron muebles y ropa de cama nuevecita, de cuando ellos habían operado el campo de turistas, quedando el pago para más adelante. Después de una limpieza y reparación muy a fondo, logramos “resucitar” suficientes muebles finos de estilo colonial para equipar varios cuartos cercanos a la entrada. Reparamos e instalamos el viejo anuncio luminoso, editamos unos folletos en español y en inglés describiendo el lugar y los servicios que brindábamos; lo ilustramos con vistas del edificio central y con la guacamaya que desde que llegamos estaba viviendo en una gran jaula cercana al edificio central…”
Habla también el autor sobre lo los motivos que lo llevan a continuar el servicio a turistas, probablemente en el transcurso de los sesentas: “…La renta que cobrábamos a los estudiantes era baja y no pagaban nada cuando se iban de vacaciones, así que me integré a la Asociación Mexicana de Hoteles para recibir también turistas…” y abundando sobre el particular, agrega “…Entre los muchos turistas que nos tocó hospedar, recuerdo gratamente haber recibido a Luis Arcaraz, que vino a tocar en otro baile como había tocado en aquél en que conocí a mi esposa”

Y finalmente aclara el destino final del motel: “…Al salir de la Silla, la dejamos ocupada por estudiantes, pero ya administrada por el Prof. Alfonso Valdés…” y dice “…los dueños hicieron varias modificaciones…” y finaliza el ingeniero “…el resultado fue que empezaron a mudarse a otros hospedajes y el negocio se fue para abajo…”
El Colonial Californiano dominaba en muchas construcciones.
Al frente el cascarón abandonado de lo que fue el casino Alhambra.
Desafortunadamente en ninguna de las publicaciones que he citado se mencionan fechas, sin embargo me atrevo a especular, a raíz de una vieja postal que agrego en esta entrada, que el Motel comenzaría a funcionar a mediados de los años treinta siendo manejado por los Lazcano, y que a finales de los años cuarenta, fue adicionado como parte de los internados al instalarse el Tecnológico en la zona, siendo probablemente una de las primeras víctimas de la degradación urbanística que ha sufrido la zona durante décadas. Siendo habitante del sur de la ciudad durante años, me parece recordar que a mediados de los setenta ya habían desaparecido o estaban en completo abandono.

Me parece válido señalar que a partir de la narración del Maestro Rodríguez,  da la impresión que el lustre y presencia que alguna vez tuvo el establecimiento de estilo Colonial Californiano, se perdieron desde el momento de su  transformación en internados. Algunas fotografías que he agregado durante su época como hospedaje turístico, dan cuenta de su interesante arquitectura y de sus llamativos interiores.
Interior de los "Courts"

Interesante foto de la recepción de "Los Courts"
Mosaicos, pisos, candelabros, capiteles, equipales, herrería. Al margen de las peculiaridades del estilo, todo el conjunto da la impresión de atención al detalle.

Fuentes:

Mesones y Hoteles en la Historia de Nuevo León.
Siglos XVII al XXI
Juan Roberto Zavala y Gerardo M. López.
http://juanrobertozavala.com/images/stories/pdfs/MHC.pdf

“Otra historia” y anécdotas del Tecnológico de Monterrey.
Ing. Armando Rodríguez Noriega
ITESM

8 comentarios:

  1. Es verdad que tenía una arquitectura interesante por lo que se logra apreciar en las imágenes. Gracias por la información y las fuentes de referencia.

    ResponderEliminar
  2. Actualmente es el Tio La silla, coiniciden la fachada de ese edificio, alguna vez entre en el Tio La silla hace años y se me hacia conocido el "lobby".
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, ahí se encuentra ahora el salón de eventos del Tío la Silla.
      En la parte de abajo incluyo una sobreposición de imagen con ayuda de la tecnología del sitio WhatWasThere.com
      Gracias por su comentario.

      Eliminar
  3. Muy interesante., agregarán mas fotografías?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo pronto sólo dispongo de esas.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Ahí pase mi infancia en los años 50s. Me trae gratos recuerdos. Enfrente estaba el restaurant La Alhambra de gran renombre en esa epoca. Magnifico reportaje y fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario, le mando un saludo.

      Eliminar