miércoles, 9 de noviembre de 2011

Imágenes de Monterrey, en la colección digitalizada de la Southern Methodist University en Dallas. Primera parte.

Extraordinarias imágenes de Monterrey aparecen por cortesía de la SMU, dentro de sus colecciones digitales. Aunque no representan en sí un gran número, después de algunos años de estar revisando fotos antiguas de la ciudad, me da la impresión de que éstas en particular han tenido poca difusión, o son de plano desconocidas en nuestro medio.

Como las cuestiones de derechos de reproducción son en este caso muy claras, no pondré las gráficas en el cuerpo de la entrada, sin embargo; eso no me impide hacer una breve descripción sobre las mismas y poner la liga directa por si alguien quisiera conocer a detalle las imágenes en cuestión. Para tal efecto he dividido la entrada en dos partes: imágenes fotográficas, que pudieran ser postales, tarjetas de “visita”, o algún otro tipo de reproducción, e imágenes estereoscópicas, que como explico más adelante, fueron realizadas para ser observadas en el sistema creado a propósito.

Quiero añadir que resulta una gran ventaja que hayan acompañado a las imágenes de un “Zoom” digital, que siempre ayuda a escudriñar los detalles que en ocasiones pasan inadvertidos en las impresiones físicas de estos documentos.


Imágenes fotográficas

* Grupo de personas reunidas en la casa de baños del Topo Chico. Por Thomas J. Cockrell, 1890-1895. Probablemente de todo el grupo, es la única fotografía que había visto previamente. Me llamaron la atención en particular: la aparente mezcla de clases sociales entre la concurrencia, si nos hemos de guiar por sus atuendos, el interesantísimo reloj de sol sobre la cumbrera del techo de los baños, y la condición un tanto modesta y hasta primitiva de las instalaciones, que ya desde esa época era señalada en algunas crónicas de viajeros extranjeros que hicieron uso de los baños.

* Paisaje en el Topo Chico, México. Por Thomas J. Cockrell, 1890-1895. La toma no resulta muy esclarecedora, sin embargo sirve para darse cuenta de lo virgen que resultaba en aquel entonces el área que rodeaba a los baños termales.

* Hombre con corbata de moño (Monterrey). Por Alberto Fahrenberg, c.1860. Desafortunadamente la “tarjeta de visita” no viene acompañada del nombre del personaje, sin embargo, tanto por la autoría del retrato como por su fecha, resulta una imagen muy interesante.

* Basílica Lateranense, Iglesia del Roble. A. Lagrange y Hermano, C. 1885-1890. La presencia mayoritariamente masculina en los exteriores del templo, parece confirmar lo que señalan algunos historiadores, cuando antes de la existencia del anticlericalismo oficial, los templos y sus ceremonias eran atendidos primordialmente por mujeres. Al fondo aparece la histórica “Botica del Carmen”, que en 1917 fue adquirida por Felipe de Jesús Benavides Guerra, y en donde, desde esa modesta esquina, arrancará el emporio farmacéutico que lleva aún su apellido. Un acercamiento a la entonces llamada calle de Santa Lucía (hoy 15 de Mayo), nos recuerda de las condiciones primitivas del equipamiento urbano de la época (calles sin pavimentar, tranvías de mulitas, banquetas irregulares de piedra laja, faroles de aceite, toscos sofás de sillar etc.). Desconozco porque en las descripciones de aquel entones, a la basílica se le denomina como “Lateranense”.

* Calle del comercio (Monterrey). A. Lagrange y Hermano. c. 1885-1890. Una toma excepcional de la antigua calle del Comercio, hoy Morelos, desde Zaragoza hacia al Poniente. Al margen de explorar más a detalle con el Zoom digital, vale la pena mencionar el estado de la calle: Aún no arribaban las técnicas de pavimentación: ni adoquines, ni macadamizado. Salvo el solitario poste que encauza el cableado hacia la oficina del Telégrafo del Ferrocarril Nacional Mexicano, aún no existe la maraña de cables e instalaciones que caracterizaran el panorama urbano a principios del siglo XX. El jaspeado del material, en el recubrimiento de la construcción a la izquierda inmediata, me resultó particularmente interesante.

* Colegio Civil. A. Lagrange y Hermano. c. 1885-1890. Aparece un Colegio Civil a medias, con las pilastras incompletas en la segunda planta, y las basas de una columnata que más tarde fueron retiradas. De nuevo; calles sin pavimentar, y un intento de arborización bastante modesto. Ni siquiera pasan aún las vías del tranvía de mulitas frente al colegio. Interesante descubrir un páramo desolado al norte de la calle del colegio.

* Monterrey, México. Cerro de la silla. Waite, C. B. (Charles Burlingame) .1907. Tal vez lo más interesante, de la muy conocida escena desde el obispado, sea recorrer con el acercamiento la configuración urbana de la zona: La torre del mirador, la zona de la Purísima con su capilla, los huertos al pie del cerro, el cauce irregular del Santa Catarina, etc.

* Costado del Palacio Municipal. A. Lagrange y Hermano. c. 1885-1890. Cuando vi esta fotografía, comprendí porqué en algunas descripciones antiguas, el pequeño templo de San Francisco era elogiado con tanto entusiasmo. Es verdad que sus dimensiones y ornamentación eran notablemente modestas, pero me da la impresión de que su emplazamiento, al fondo de la calle principal, le otorgaba un cierto aire de dignidad al conjunto. Si a eso le aunamos las valiosas obras que se dice contenía en su interior, el asunto pareciera quedar aún más claro.  La bruma matinal, los edificios, los personajes, en la calle, incluso el farol esquinero, todo contribuye a lo singular del conjunto. El predio que llegaría a ocupar años más tarde el Condominio Acero, era ocupado por un modesto negocio que anunciaba actividades en “Real State and Live Stock”.

* Costado del Parián. A. Lagrange y Hermano. c.1885-1890. La imagen parece captada, si no me equivoco, desde la calle de Bolívar, (hoy Padre Mier), teniendo al fondo la aún estrecha calle del Roble (hoy Juárez). El Parián aparece aún incompleto. Llaman la atención los tres pisos del “Hotel de Leader”, con unos tímpanos ornamentados de forma muy peculiar. Al fondo, por lo que debió de ser la calle del Comercio, apenas se alcanza a distinguir el negocio “La Constancia”, la fábrica de cerillos de Pedro P. Quintanilla. Huacales, frutas, modestas carpas y desde luego interesantes personajes, da por resultado una escena bastante animada.

* Plaza de Zaragoza. A. Lagrange y Hermano. c. 1885-1890. Una toma habitual, captada desde lo alto de Catedral.

* Plaza Hidalgo, Monterrey. Waite, C. B. (Charles Burlingame) 1904. Una imagen de Waite bastante conocida. El acercamiento en este caso, permite explorar los detalles de la plaza.

* Teatro y calle de ídem. A. Lagrange y Hermano. c. 1885-1890. Toma de la actual calle de Escobedo, desde Matamoros hacia el sur. Por la posición del sol, se puede especular que se trata de las últimas horas del atardecer. Con la escasez de peatones en la escena podemos suponer también, que fuera algún fin de semana con poca actividad. Sólo de la cantina “El Fénix” surge un nutrido grupo de parroquianos para inmortalizarse en la toma.

c. 1896-1913. Parece tratarse de otra toma más desde el Obispado, hasta que uno repara en los detalles al pie de a loma. Curioso ver los plantíos y lo modesto de las chozas, en donde más tarde se asentarían las familias con las fincas más opulentas de la ciudad.

6 comentarios:

  1. Súper interesantes fotografías. Y analizar los detalles con el amplificador es genial. Me he detenido un rato en esta entrada analizando cada imagen y tu comentario. Eso de llamar Lateranense a la Basílica del Roble a mi también me ha intrigado, no sé si sea algún término eclesiástico para determinar cierto tipo de santuarios que tengan algo que ver arquitectónicamente hablando con la Basílica de San Juan de Letrán. No he podido descubrirlo. Hay muchos detalles en las fotos interesantes que indicas: las calles, los rieles, la gente, las farolas, etce. Muchas gracias por compartir este página, ya guardé todas esas imágenes. Hasta luego

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente vale la pena bajarlas al disco duro. Procesándolas un poco en su iluminación y saturación, saltan muchos detalles que no se aprecian muy bien a simple vista.
    Gracias por tus comentarios, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que buen blog. Recién lo descubro y creo que andaré por aquí muy seguido. Buena noche.

    ResponderEliminar
  4. Norestense, gracias por el comentario, te mando un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Juan:

    Estoy encantado con tu blog. Desafortunadamente no hay forma de enviarte un correo así que por lo pronto cruzaré los dedos para que leas este mensaje. Estoy trabajando en un libro sobre la ópera en Monterrey desde el siglo XIX hasta hoy, el cual será publicado próximamente como parte de un trabajo grande sobre las artes escénicas en la ciudad. Fenomenales las fotos de los teatros que he encontrado aquí. Por cierto que el teatro que aparece en la foto de A. Lagrange y Hermano es nada menos que el Teatro Progreso (1857-1896) lo cual me emociona pues hasta ahora nadamás había dado con la foto después del incendio. No sé si tengas acceso a algunas otras fotos de teatros, cuando Ángela Peralta estuvo en Monterrey, o carteles de las visitas de Anna Bishop o Emma Juch. En fin, ese Monterrey encanta y nos llena de una rara nostalgia (pues no lo vivimos) Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus comentarios. Mi dirección de correo aparece en la parte superior de la página, en la cintilla gris.
    Conozco sólo esas fotos del Progreso y un par del teatro Juárez, aunque supongo que éste no existía en el siglo XIX.
    Creo que hay pocas fotos de exteriores del Monterrey de esas épocas, en la lista de postales(vistas)de Nicolás Mauro Rendón de finales del siglo XIX, no aparece ningún Teatro.
    Te mando un saludo.

    ResponderEliminar