domingo, 27 de noviembre de 2011

Fábrica de Ropa para Damas "LOLYTA"


Tengo pocos datos sobre el negocio,sin embargo siempre me llamó la atención el logotipo de estilo "Art Deco" un tanto tardío en la parte superior del edificio, y que me vino a la mente al encontrar este dibujo publicitario en una publicación de 1946.
Construcción que junto con muchas otras de la zona, valdría la pena tomar en cuenta para una regeneración del centro de Monterrey.

Algunos datos tomados del libro:
De Juan Manuel Casas y Víctor Cavazos.

"...Guadalupe Guzmán T. (5 de mayo de 1901 - 13 de agosto de 1981)
Empresario fundador de la fábrica de ropa Lolyta. Esta firma comenzó a fabricar trajes y abrigos para dama desde 1928; estuvo instalada originalmente en la planta baja del Hotel Terminal (sobre la avenida Colón). En 1933 cambió su domicilio a la acera sur de la misma avenido Colón, cerca de José María Pino Suárez.
En 1946 se inaguró el nuevo edificio de la Fábrica Lolyta, existente aún en la esquina suroriente de las calles Reforma y Emilio Carranza..."
Consignan también los historiadores, los nombres de su esposa e hijo, Rafaela Garza (1928-1989) y Guadalupe Guzmán (22 de Enero de 1948 - 16 de Abril de 1986).

2 comentarios:

  1. Nunca he sido muy afecto al estilo art deco y sin embargo aquí en Miami Beach las construcciones art deco son las que imperan y dan su carácter a la ciudad. En Monterrey hay algunas construcciones de ese estilo que bien merecen ser tomadas en cuenta, conservadas y restauradas, si no por su belleza sí por su huella histórica. ¿qué sucede con esos edificios? ¿se espera a que se caigan y ya? Algo bueno debería poder salir de ellos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Otra construcción interesante con estilo Art Deco, actualmente en estado lamentable de abandono, es la Maderería La Victoria, sobre la calzada Madero.
    http://g.co/maps/dg4a2
    Desafortunadamente no se restauran por falta de recursos y de leyes que obliguen a los propietarios a preservar estos edificios.
    Saludos.

    ResponderEliminar