lunes, 19 de septiembre de 2011

La colección fotográfica de Abel Briquet, imágenes de México a finales del siglo XIX.

Agradable sorpresa me llevé al toparme con algunas fotografías de México en los archivos en línea de la colección de documentos latinoamericanos "Nettie Lee Benson" de la Universidad de Texas.
Aunque las escenas no fueron captadas por su autor el fotógrafo francés Abel Briquet en la región noreste del país, siguen siendo muy interesantes para darnos una leve idea de las condiciones en que se vivía en el México de finales del siglo XIX.

 Por cuestiones de derechos de autor no es posible reproducirlas aquí, pero pongo una liga hacia las páginas de la colección. Vale la pena señalar que se presentan digitalizadas en dimensiones considerables, lo que siempre hace posible apreciar mejor los detalles.



2 comentarios:

  1. Excelentes fotografías. Esto del copyright es algo que no entiendo muy bien, estas fotos, por ejemplo, como las acuarelas de Chamberlain de mi traducción, sus autores es obvio que no viven, no pueden recibir una ganancias de la publicación de sus imágenes. Entiendo que en el caso de autores vivos exista un derecho a copiar pero estas imágenes deberían ser patrimonio público. En fin, eso es lo que hay. Saludos y gracias por compartir estas imágenes.

    ResponderEliminar
  2. Es complejo encontrar una respuesta única al asunto de los derechos de autor. Efectivamente existe un tiempo en que las imágenes se vuelven del dominio público, pero al parecer quien conserva los originales puede protegerse de alguna forma legal al mostrar sus colecciones, lo cual, como bien señalas, no afecta a los autores originales quienes ya se encuentran en el otro mundo desde hace muchos años.
    Luego existe el asunto del "fair use", que abre muchas posibilidades de uso didáctico e informativo, pero que tampoco está claramente delimitada en ningún lado.
    Creo que lo más sano es andarse con pies de plomo, y tratar de utilizar el watermark en las imágenes propias, cuando uno considere que pueden ser utilizadas para fines comerciales, particularmente impresos, y revisar en el buscador de imágenes de Google, la repetición o difusión de una imagen a publicar, lo cual de forma un tanto ortodoxa y preliminar, nos puede indicar que la imagen ha sido profusamente divulgada.
    Saludos y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar