miércoles, 29 de junio de 2011

Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa.

"...La Liga Nacional Defensora de La Libertad Religiosa, fue fundada por fieles católicos mexicanos el 9 de marzo de 1925 en la ciudad de México justo cuando arreció la persecución religiosa al aplicarse la llamada Ley Calles (conocida también como Guerra Cristera, Guerra de los Cristeros o Cristiada)..."

 Cita tomada de Wikipedia.

Bono de cooperación de 10 centavos para la delegación de Nuevo León. 1926
Bono. reverso. (oprimir imágenes para ver en grande)

Para revisar información interesante y muy completa, ver artículo titulado "La Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa, historia de un conflicto anunciado", en el sitio del INHERM (Instituto Nacional de Estudios Historicos de las Revoluciones en México), oprimiendo la liga correspondiente.

Para ver un ejemplar de ACCIÓN en este mismo blog, revista editada en 1922 por las damas católicas de Monterrey.

2 comentarios:

  1. Que bonitos documentos. Es Irónico, pensar que la Iglesia Católica que había sido bastante intolerante en épocas virreinales con otras religiones, sea en aquel momento la perseguida. Por otra parte las leyes anticlericales de la Constitución de 1917 rayaron en lo ridículo y "prevalecieron" hasta no hace mucho tiempo, al menos como leyes escritas aunque nadie las tomara en serio. Creo que la visita del Papa Juan Pablo II en 1979 hizo resaltar la inoperabilidad de aquellas leyes e impulsó su revisión.

    Fui a ver el ejemplar de acción. La propaganda de la Cerveza para la mujer débil, no tiene desperdicio. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Jorge:
    Desafortunadamente hay muy poca información sobre la persecución religiosa en Monterrey o Nuevo León. Sé por información familiar, que aquí las cosas no fueron tan violentas como en el centro del país, sin embargo este bono nos demuestra que, como en todo México, hubo simpatías con estas organizaciones.

    En cuanto al anuncio de la cerveza; creo que todo se enmarcaba en el esfuerzo que emprendió la cervecería para volver aceptable su producto, y desplazar a otras bebidas tradicionales como el pulque. Otro aspecto de la historia comercial de la ciudad, que no ha sido investigado.

    Gracias como siempre por tus amables comentarios.

    ResponderEliminar