sábado, 25 de junio de 2011

Las perlas del río Salado.

Hace muchos años, al acudir en compañía de mi padre a visitar el templo de San Juan Bautista en Lampazos, me hizo notar los curiosos adornos de joyería que estaban sobrepuestos en un cuadro de la Virgen y el Niño Jesús, me comentó además, que habían sido confeccionados utilizando perlas naturales, que hacía muchos años se acostumbraban extraer del cercano Río Salado.
Con este incidente en mente he recopilado alguna información sobre este curioso fenómeno de la naturaleza, y su efímera relación con una artesanía regional que desapareció con el paso de los años.

Cuadro de la Virgen María en Lampazos

Detalle 1
Detalle 2

La primera cita la extraigo del libro, “Listado preliminar de la fauna silvestre del estado de Nuevo León”:
"...El Filo Moluscos (Mollusca) comprende 7 clases de especies, solamente dos habitan el medio terrestre y el dulceacuícola. En Nuevo León están presentes, la Clase Gastropoda (caracoles y babosas) en ambos medios, y la clase Bivalvia (almejas, exclusivamente dulceacuícolas)..."
 
Deduzco entonces, que de alguno de estos moluscos bivalvos es de donde se extraen las mencionadas perlas, aunque confieso mi completa ignorancia sobre el tema, y no me atrevo a especular en cuanto a su clase, y menos si éstos son endémicos o son parte de una especie en extinción.  

Perlas del río Salado

Pasando ahora, a las citas históricas, la primera con que me he topado, y que nos ofrece algunas luces sobre el tema, es la que hace Félix María Calleja el año de 1795 en una publicación titulada “Informe sobre la colonia del Nuevo Santander y Nuevo Reino de Leon”, en la que reportaba lo siguiente:

 "...Los Ríos Salado y de Conchos producen en bastante abundancia Ostras de Perla, frecuentemente sacan algunas de mediano oriente, y por lo común pequeñas, pero como ignoran el tiempo de la pesca, taladrarla, etc, la malogran de varios modos, el de pescarla antes de que esté formada, es el ordinario, por lo que no es fácil conjeturar, ni la cantidad que anualmente podría pescarse, ni el verdadero tamaño, figura, y oriente*, de que dependería su valor..."

Siendo la primera cita que encontré sobre el asunto, me pareció muy esclarecedora, pues nos habla en ella de una incipiente industria local, que no había podido ser desarrollada, por no tener la gente que se dedicaba a tal oficio, conocimientos más profundos sobre el tema del cultivo de perlas. 
Estas mismas limitaciones en la extracción de estas joyas naturales, aparece plasmada años más tarde en el texto de Berlandier y Chovel, cuando el año de 1827 recorren esa zona, en su notable viaje de expedición:

"...Después de haber comido, fuimos a visitar el río… Allí encontramos la Aronda de Perlas*, que los vecinos de Lampazos han hecho tan célebre, por la miserable pesca de perlas que de ella sacan anualmente. La municipalidad del presidio vende el permiso de pescar, y los pescadores que allí van en Marzo, Abril y Mayo, venden a cuatro reales el ciento de conchas sin abrir.Los compradores, que son los que sacan las perlas, pierden muchas veces en este comercio, a pesar del precio tan bajo de la concha. Las perlas que se obtienen son blanquiscas, de muy poco oriente* y en pequeño número..."

Habían transcurrido ya cincuenta y cinco años desde el paso de Félix Calleja por el lugar, y los habitantes seguían intentando, aparentemente sin resultados demasiado exitosos, establecer algún tipo de comercio rentable con la extracción de las ostras.

Perlas del río Salado (detalle)

En una cita contemporánea, el historiador y cronista de Santa Catarina, Antonio Guerrero Aguilar, hace alusión a algunos textos del Dr. González sobre el tema, y añade unos datos sumamente interesantes sobre el asunto:

"...Gonzalitos en su obra publicada en 1873, Algunos apuntes y datos estadísticos que pueden servir de base para formar una estadística del Estado de Nuevo León, señala que el río Salado está formado por el Sabinas, el de Monclova y el de Candela y que es el río de mayor caudal que tiene el estado. Lamenta que sus aguas casi no se utilicen para la agricultura, pero en cambio “cría excelentes pescados y perlas finas, no muy buenas, por ser angulosas” y que además vivían muchas nutrias. Nos da cuenta de que en su margen derecha estuvo la villa de la Candelaria de Asanza, llamada así en honor al entonces virrey de la época y que fue destruida por una fuerte corriente ocurrida en 1800 y que el gobierno de Nuevo León pretendía en ese año de 1873, establecer una colonia militar en las inmediaciones del lugar en donde había estado la extinta villa de Asanza. Lo de las perlas coincide con un relato del historiador Fernando Garza Quirós quien me platicó que su mamá tenía perlas que provenían del río Salado y que en el siglo XIX fueron muy estimadas por las féminas de la región..."

Como remate a todo lo anteriormente citado, agrego que la fotografía que incluyo en esta entrada con algunas perlas del río Salado, muestra algunos ejemplares que se habrían extraído hacia los años de 1925 ó 1926; lo que me hace suponer que la costumbre de obtener estas joyas, permaneció por lo menos a lo largo de 130 años, y que en más de alguna ocasión, como en el caso de la Virgen de Lampazos, se habrán confeccionado piezas o artículos de joyería local, tal como lo mencionó don Fernando Garza Quirós al cronista Guerrero Aguilar.

Fuentes:

Varios autores.

- Informe sobre la colonia del Nuevo Santander y Nuevo Reino de León, 1795.
Presentado por Félix Calleja.
Editorial Porrúa.

1850.

Antonio Guerrero Aguilar.
Cronista de Santa Catarina.


Glosario

 *Oriente: Los bancos más importantes de perlas han estado durante mucho tiempo localizados en el Golfo Pérsico, donde se vienen pescando desde la antigüedad perlas de color rosado y blanco cremoso. De este lugar en el oriente viene la denominación de ‘oriente’ que se da al peculiar brillo de las perlas, vengan de donde vengan.

*Aronda de Perlas: Probablemente en el texto de Berlandier y Chovel, se refieran a una “Ronda de Perlas”,  adorno similar al collar que luce la Virgen María en el cuadro del templo de San Juan Bautista en Lampazos.

7 comentarios:

  1. Muy interesante. Jamás había oído de estas perlas, ni siquiera sabía que se pudieran crear en los ríos. Gracias por la información.

    ResponderEliminar
  2. Exclente artículo. Muy interesante y divertido. Por cierto, ¿Qué funciones tendría Félix Ma. Calleja en ese entonces como para hacer un informe sobre estas regiones?

    También me llama la atención lo de las abundantes nutrias. ¿Habrá alguna todavía?

    ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. Desconozco los cargos que ostentaba por aquellos años el brigadier, pero se sabe que era una persona con una gran instrucción y cultura personal, probablemente esto último y el hecho de que estuviera asignado a la cercana provincia de San Luis Potosí, hayan hecho que el virrey le confiara esta labor.

    En el listado preliminar de la fauna silvestre, que cito en la entrada, no aparece la nutria como uno de los animales clasificados.
    Me sorprendería que con lo delicado de esta especie, y la construcción de presas en esa zona, hubiera podido sobrevivir hasta nuestros tiempos.

    Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El viaje de Berlandier fue en 1827 y fue editado en 1850. Voy a investigar que molusco produce esas perlas. Saludos.

      Eliminar
    2. Gracias por certera correción; efectivamente la fecha que había puesto es la de edición del diario de viaje.
      http://www.nl.gob.mx/pics/publicaciones/745d1a6e807f8d1684f2fbdff85802d8.PDF

      Eliminar
  4. Investigando las especies que podrian ser las productoras de perlas, encontre que para Nuevo leon la familia de almejas llamada unionidae con las especies Megalonaias gigantea, Unio mitchelli, Actinonaias fimbriara y Anodonta imbecillis (almeja de papel) de la que tengo ejemplares que colecte de la presa Salinillas en Anahuac NL. Podrian ser las que producen las perlas comentadas en el articulo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la observación, y muy revelador saber que pueden existir tan variadas especies de almejas en una zona geográfica relativamente pequeña de nuestro estado. Sería interesante averiguar con los lugareños si se siguen encontrando perlas eventualmente. Le mando un saludo.

      Eliminar