viernes, 23 de octubre de 2009

Hubo en lo antiguo cuatro pueblos que ya no existen y fueron:

Mapa de la Villa de la Candelaria de Azanza, delineado originalmente por Juan Crouset.

Es éste el encabezado de una de las páginas del libro: "Lecciones orales de historia de Nuevo León: dadas por el Dr. José Eleuterio González a unos amigos suyos en el camino de México en el año de 1881" (Colección digital UANL), en donde el benemérito enumeraba las siguientes poblaciones:
.
*El Pueblo de Santa Teresa del Alamillo, al norte de Agualeguas. (1)
*El Pueblo de Nuestra Señora de San Juan, cerca del cerro del Camaján.(2)
*El Mineral de San Antonio de la Higuana (sic), cerca de Lampazos.(3)
*El Pueblo de San Antonio de los Llanos. Quedó agregado a Tamaulipas.(4)
En Nuevo León se han mandado fundar cuatro Villas, las cuales al fin no se pudieron establecer aunque se comenzó su fundación.
- En 1645, la Villa de Zavala. Al Oriente de Cadereyta.
-En 1799 la Villa de la Candelaria de Azanza. A la orilla del río Salado.(5)
- En 1850, la Villa de Mier y Terán. Al norte de Lampazos.(6)

* Los pueblos de Purificación y Concepción tuvieron en otro tiempo Ayuntamiento, ahora no lo tienen y están agregados a la municipalidad de Montemorelos.

Hasta aquí la lista de Gonzalitos, que después han reproducido con algunos cambios otros autores.
----------------------------------------------------------------------------------------------
Datos un poco más específicos sobre algunos de estos sitios:
(1) En 1646, don Martín de Zavala fundó la misión de Santa Teresa de Alamillo. Se encontraba aproximadamente a dos y medio kilómetros de donde más tarde se fundaría Agualeguas.

(2)"...En el año de 1686 fue fundado el pueblo de Nuestra Señora de San Juan de Tlaxcala, en la ribera del río Pesquería, frente al cerro de Camaján, en el actual municipio de Higueras, pero perteneciente al valle de Salinas. Despoblado a fines del XVIII, fue vuelto a fundar con el nombre de San Antonio de la Nueva Tlaxcala, pueblo que existía aún en 1714..."
Visión histórica de la frontera norte de México, Volumen 1, de David Piñera Ramírez, Centro de Investigaciones Históricas UNAM-UABC.

(3) Hasta hace algunos años aún existían restos de la capilla de este poblado. Se pueden ver planos de este asentamiento minero en el archivo general de la nación (AGN) en el apartado de ilustraciones y planos, seleccionando Nuevo León.
Algo de bibliografía consultando:
- "Mil días de riqueza, San Antonio de la Iguana", de Mario Treviño Villarreal. Monterey, N.L. Ediciones del Archivo General de Nuevo León. 1990.
- La revista ATISBO, publicó un interesante artículo al respecto en su Número 11.

(4)"...En abril de 1667 se fundó San Antonio de los Llanos a orillas de una ciénaga grande, después de llegar al lugar donde el río San Antonio desagua en el río Purificación, a inmediación de la actual población de Hidalgo, Tamaulipas, encontrándose allí facilidades para saca de agua y sementeras..."
Visión histórica de la frontera norte de México, Volumen 1, de David Piñera Ramírez, Centro de Investigaciones Históricas UNAM-UABC.

(5) "... En las márgenes del rio Salado, en el nuevo reino de León, se planteó una colonia, a la que se le dio el nombre de villa de la Candelaria de Azanza, y se fijó un destacamento de tropa miliciana, por ser aquel punto de tránsito de los indios bárbaros, desde donde hacían sus excursiones sobre nuestros establecimientos..."
Suplemento a la historia de los tres siglos de México durante el gobierno español, escrita por el Padre Andrés Cavo.

Esta villa desapareció tras una inundación catastrófica. Para más datos, existe un libro interesante sobre ésta y otras villas del estado:
* Fundaciones y asentamientos en Nuevo León, siglos XVIII y XIX, cuatro villas en el norte. Por Hortencia Camacho Cervantes. Publicado en 1991, Universidad Autónoma de Nuevo León, Centro de Información de Historia Regional (Zuazua, N.L)

La foto de abajo muestra la zona aproximada en probablemente se ubicaba la Villa de Azanza. Lo tortuoso del río Salado en esa zona, fue probablemente la causa de su destrucción.

Click para agrandar
.
(6) El historiador Manuel Ceballos Ramírez, explica como algunos pobladores de Laredo y Guerrero, habiéndose convertido en extranjeros en sus propios lugares de origen, tras la invasión americana; intentan colonizar un asentamiento en territorio nacional, aprovechando una donación de terrenos hecha por don Gregorio Mier y Terán dueño de la hacienda el Carrizal, para irse a establecer en la confluencia del río Candela y Salado. El gobierno de Nuevo León intercedió como mediador ante el donador para realizar dicho asentamiento hacia el año de 1850, pero al parecer finalmente el éxodo nunca se llega a concretar. Sin embargo en algunas cartas y mapas locales, continuó apareciendo durante algunos años el sitio con la pretendida ubicación de la villa.
Plano dividido del terreno a los accionistas de la Hacienda de Horcones. Lampazos Nuevo León, Septiembre de 1890. En el aparece aún marcada la localización de la Villa de Mier y Terán, en la confluencia de los ríos mencionados.

Click para agrandar

2 comentarios: