lunes, 12 de octubre de 2009

Crónicas del Topo Chico

Dos breves crónicas sobre las aguas termales del Topo Chico:
.
Click para agrandar imagen

Al norte de Monterrey se levantan dos cerrillos o lomas de caliza llamados del Topo Grande y el Topo Chico. De la última brota un manantial de agua caliente, que era ya célebre desde principios del siglo pasado. Chowel y Berlandier decían de él: “las aguas son hidro-sulfuradas, pero abundantes y su cantidad y temperatura son constantes. La casa para los baños es un malísimo edificio sin ningún abrigo; pero a pesar de estas nulidades el propietario saca una renta diaria de los enfermos que allí concurren y no piensa tomar ninguna providencia para mantener alguna comodidad en dicho establecimiento; las aguas termales de los baños se mantienen constantemente a la temperatura de 37,8 grados del termómetro centígrado. A una distancia considerable se anuncia la presencia de los baños por el fuerte olor de hidrógeno sulfurado que sale de ellos, y el que seguramente está libre en sus aguas. Las rocas de donde sale el manantial son de caliza”. Las aguas no han perdido, con el tiempo, su celebridad, y sin que los empresarios que las explotan necesiten recurrir a leyendas tan absurdas como aquella a que se refiere Reau Campbell, en su “Guía de México”, de una hija de Moctezuma, por ellas curada, ven anualmente concurridos los baños por muchos enfermos.

* Nuevo León, Reseña Geográfica y Estadística. Librería de la Vda de C. Bouret 1910.



Click para agrandar imagen
Click para agrandar imagen



El señor George A. Sanderson, agente general de fletes y pasajes del Ferrocarril Nacional regaló al gobernador un ejemplar del folleto titulado: The Invalid Paradise and Where To Go This Winter en el cual se pretendía demostrar científicamente las virtudes curativas de las aguas del Topo Chico.

Tan pronto como el ferrocarril llegó a Monterrey, la empresa que regenteaba este servicio, deseando aumentar su pasaje, empezó a hacer una propaganda exagerada de las aguas del Topo Chico. Sin embargo, un americano que por ese tiempo visitó Monterrey le parecía, que llamar a la ciudad “un paraíso del inválido era ir demasiado lejos”, porque no había buenos hoteles y la comida que proporcionaban los existentes era muy deficiente. Además “las calles por las cuales dichos inválidos deben ser transportados los mismo que las banquetas están llenas de baches”.

* Monterrey, 1882. Crónica de un año Memorable. de Isidro Vizcaya Canales.

Click para agrandar imagen

A pesar de las crónicas un tanto desfavorables que se hacían sobre el estado lamentable de sus instalaciones durante el siglo XIX y principios del XX, el sitio se popularizó mucho, gracias a la línea de tranvías, primero de mulitas y luego eléctrico, que transportaban grandes cantidades de paseantes hacia la zona.
 Por relatos de personas mayores, sé que hacia los años cuarenta, era un sitio muy agradable para visitar, que además contaba con la gran novedad de servir un extenso buffet de comidas para deleite de sus visitantes. Algo muy similar a lo que ahora se puede encontrar hacia la zona de los Cavazos, en Santiago Nuevo León.

Fermín Tellez, en su blog de Monterrey México, nos muestra una excelente fotografía de elregio.com, en donde podemos apreciar la empresa refresquera en el año de 1940.
.

9 comentarios:

  1. Apreciable Juan Crouset, desde su fundacion del HOTEL MARMOL en 1843, por una Señora Americana que mantenia el Hotel y sus aguas termales, ya era famosas esta aguas, cuando la Invasion americana a Monterrey en Septiembre de 1846 a 1848, sus soldados visitaban este bello lugar cuenta un soldado americano que si el fuera el dueño de este lugar lo harian producir y ser mas tusristico, con el tiempo este lugar del HOTEL MARMOL, fue un centro de reunion de la crema y nata del Monterrey de los años 1800s, recordar esta grandeza merece este pagina, felicidades por tu reseña y las fotos de este lugar.

    ResponderEliminar
  2. Pedro de Ampudia: siempre interesantes tus comentarios.
    Te mando un saludo.

    ResponderEliminar
  3. hola
    primero que nada que exelententes fotos
    sabe yo vivo en el topo chico
    y me gustaria saber mas hacerca de como era en los tiempo antiguos
    hhoy en la actualidad la compañia topo chico de agua mineral se esta adueñando de todo
    nos esta quitando nuestra cultura
    nuestras raices y no se vale verdad
    asi que me alaga ver estas fotos por que algunos de estos edificios aun estan a la vista del ciudadano
    pero otros los demolieron
    asi me me encantaria saber si tiene mas fotos
    como las dela escuela vieja y el hotel bueno son varios los hoteles y lo que era la oficina de correos
    bueno sin mas por el momento
    le dejo mi e-mail para que me pase mas fotos si quiere claro
    mi e-mail es BLOODY_BLACK_666@HOTMAIL.COM

    ResponderEliminar
  4. ¿PORQUE SE APRECIA UNA INDIA AGACHADA EN EL POZO DEL TOPO CHICO???????

    ResponderEliminar
  5. exelente reseña
    me pregunto si en la actualidad todavia brotan aguas termales del cerro de topo chico??

    ResponderEliminar
  6. la ciudad era rara...

    ResponderEliminar
  7. yo trabaje en la embotelladora conosco tods y cada uno de sus rincones y me encantaba estar en en el ojo de agua que se encuentra dentro del museo e visto y tocado las fotos y las maquinas de la antigüedad como embotellaban manual mente. un dia me encontraba con un amigo en el museo reparando una bomba como alas 3 de la mañana y nos bajaron el interruptor de la luz solo nos quedamos con la boca abierta porque era imposible que se bajara solo estaba muy duro solo podría hacerse manual y nadie podria entrar porque la puerta tenia un candado por dentro

    ResponderEliminar
  8. Gracias por sus comentarios. Desconocía que aún existiera el ojo de agua, y menos que hubiera un museo dentro de la empresa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me encantaria que nos dejararan entrar y compartieran un poco de los bellos recuerdos que conservan

      Eliminar