sábado, 30 de abril de 2016

El bombardero fantasma, nueva información.




Adicional a la entrada sobre este tema, publicada el 22 de marzo de 2014 en la entrada del Bombardero Fantasma, agrego aquí alguna información más reciente.

La descripción y la imágenes fueron proporcionadas amablemente por el Sr. Lorenzo Medellín Gonzalez, de Zaragoza Nuevo León, quien ha compartido estos nuevos datos.

Al final agrego algunas notas personales y ligas a otras fuentes de internet.

Video de Zaragoza N.L. con información sobre el acontecimiento
ver desde 1:07:20 a 1:22:20

Descripción del Sr. Lorenzo Medellín:
"...Parte de uno de los motores Pratt & Wihtney R- 1830 de 1,200 h.p. , bujías de uno de los motores, tren de aterrizaje delantero. 

Se cuenta en la historia local que los Rosales ( Fueron los primeros que llegaron al avión y vivían en su propiedad llamada la "escondida") bajaban a Zaragoza con sus huaraches de  suela de llanta del avión.

Parte del tablero de  la cabina, una sección del arnés de paracaidas, la mitad de un tanque de oxígeno comprimido ( Después de los 10,000 pies de altura lo usaban los pilotos), la pistola lanza bengalas, el lugar  los tres cerros  el Viejo, el Niño Y la Vieja. 

Los restos están a 3,240 msn . Por falta de presupuesto no he podido seguir con la investigación del destino de los dos tripulantes. Hasta donde se, los raparon con el objeto de que no los reconocieran y los llevaron cabalgando por la ruta de Dulces Nombres hasta la estación de tren Adelaida, cerca de Cd, Victoria Tamaulipas. Tengo un documento que prueba que sí estuvieron con Esteban y Timoteo Rosales en su casa en La Escondida cerca del Cerro del Viejo. Los dos tripulantes sabían que había esta estación de tren, cuando el avión  pasó por ahí. La Historia oficial los dio por desaparecidos en el mar y finalmente muertos, pero la verdad es que mientras la guardia costera rescataba a los otros 6 tripulantes, Bernard y Stanley estaban comiendo frijoles con tortilla en la Escondida. 

Se necesita mucho tiempo para describir cada detalle, a ver cuando ando en Monterrey, para platicar mas ampliamente.  Si alguien se anima para una segunda expedición. estamos dispuestos. Mi celular es 4888894954. 

Saludos..."

 imagen 1
 imagen 2
 imagen 3
 imagen 4
 imagen 5
 imagen 6
 imagen 7
 imagen 8
 imagen 9
 imagen 10
 imagen 11
 imagen 12
 imagen 13
 imagen 14
 imagen 15
 imagen 16
 imagen 17
 imagen 18
 imagen 19
imagen 20
imagen 21

imagen 22

Datos adicionales:

  • Imagen 10, aún es posible ver estos tanques de oxígeno en subasta como pieza de museo. Para ver su disposición dentro de un B-24, oprimir aquí.
  • Imagen 12, para ver una pieza similar de un motor Pratt & Whitney oprimir aquí.
  • Imagen 13, para ver una descripción y forma de montaje de una Pistola Pirotécnica AN-M8 oprimir aquí.
  • Imagen 21, Periódicos como el Salt Lake Tribune y el Cincinnati Enquirer, ambos con fecha de 25 de febrero, consignan entre otros detalles del evento, lo siguiente: "...lo que Ulmer pensaba que era tierra, resultó a final de cuentas ser mar abierto, y así los ocho ocupantes terminaron descendiendo sobre el agua. Gutowski perdió su salvavidas, y terminó compartiendo el de Lloyd's durante tres horas. Más tarde enfermo, por la gran cantidad de agua salada que había tragado, perdió su agarre y terminó ahogándose. Brannon desapareció. Los seis restantes fueron rescatados y llevados a Miami, en donde los supervivientes narraron su odisea en el "Flying Dutchman" (forma coloquial en inglés de denominar a una nave errante), que para entonces se suponía se habría estrellado en el mar..."

miércoles, 29 de octubre de 2014

Vistas estereoscópicas de Monterrey por la "Sonora News Co." en la colección digitalizada de la Universidad de Nuevo México.


En una entrada previa del 9 de Noviembre del 2011, había hecho un recuento de una colección de vistas estereoscópicas de Monterrey hechas públicas a través del sitio de la Southern Methodist University de Dallas Texas.

En la misma temática recién descubro que la Universidad de Nuevo México ha subido a su colección de imágenes digitalizadas, la Colección de Vistas Estereoscópicas capturadas por la Sonora News Company por todo México a principios del siglo XX, entre las que se encuentran dieciséis tomas muy interesantes de nuestra ciudad.

Aunque los motivos de las imágenes pueden resultar menos novedosos o inéditos que las de Fahrenberg o de la Keystone Co. enlistadas en el sitio de la Southern Methodist University, estos nos ofrecen algunos aspectos muy llamativos del Monterrey de 1910-1912, según los estimados de fechas que aparecen ahí mismo.

Para consultar algunos datos sobre la Sonora News Co. ver el sitio LA TARJETA POSTAL EN MEXICO, 1897-1950 

Lista de imágenes:

1.- Sonora News Co. y Banco Mercantil de Monterrey

2.- Casino, Monterrey.

3.- Banco Nuevo León y "Hernández Sucesores", Monterrey.

4.- Casino, Plaza Zaragoza y Catedral, Monterrey.

5.- Catedral y Plaza Zaragoza, Monterrey.

6.- Cervecería Cuauhtémoc, Monterrey.

7.- Hotel Mármol, Topo Chico, Monterrey.

8.- Iglesia del Roble, Monterrey.

9.- Interior de la casa de baños, Monterrey.

10 .- La "Monterrey News" y "Hotel Iturbide" Monterrey.

11.- Molino de caña, Monterrey.

12.- Monterrey y el Cerro de "la silla" desde el Topo Chico.

13.- Obispado de Monterrey.

14.- Plaza Hidalgo, Monterrey.

15.- Teatro "Juárez", Monterrey

16.- Vista de pájaro desde "el catedral" (sic), Monterrey.


lunes, 2 de junio de 2014

Imágenes antiguas de Reynosa y un test de los municipios de Tamaulipas.

Incluyo en esta entrada un grupo de quince fotos antiguas de Reynosa, Tamaulipas.
Ojalá y los nativos de dicha ciudad, puedan ilustrarnos mejor sobre los lugares que aparecen en ellas y la evolución que han sufrido con el paso del tiempo.
Un saludo.

1.- Calle céntrica de Reynosa en los años treinta del siglo XX.

2.- La calle Hidalgo en Reynosa, probablemente alrededor de 1940 a 1950.

3.- La calle Hidalgo de Reynosa, probablemente alrededor de 1920 a 1930.

4.- Centro turístico "Sam's Place", sin fecha.

5.- El kiosko de la plaza principal de Reynosa, sin fecha.

6.- La garita de Reynosa hacia los EUA, sin fecha.

7.- "Gónzalez Curio's" y otros negocios alrededor de la plaza, alrededor de los años treinta, siglo XX.

8.- Hotel "Plaza" en Reynosa, sin fecha.

9.- Exterior de la tienda "Lalo's curio's", sin fecha.

10.- Interior de la tienda "Lalo's curio's", sin fecha.

11.- Tienda "Mexican Curio's" de Ignacio de Alba Jr., sin fecha.

12.- Puente sobre el río en Reynosa, sin fecha.

13.- Vista sobre el Puente Internacional de Reynosa, sin fecha.

14.- Templo parroquial de Reynosa, sin fecha.

15.- Cine REX de Reynosa, en los años sesentas, siglo XX.

Test de los municipios de Tamaulipas.


Oprime la imagen o el texto para probar un test de memoria de los cuarenta y tres municipios de Tamaulipas.

sábado, 29 de marzo de 2014

Breves notas regiomontanas y un test de los municipios de Nuevo León

* Entrada dedicada a Fermín Tellez, deseándole una rápida y completa recuperación. 


Comienzo con una breve nota, publicada por el Diario del Hogar de Septiembre 4 de 1909, que nos hace recordar la dimensión trágica que tuvo la inundación de 1909 para Monterrey:
“…San Antonio, Texas, Septiembre 2.- inmensas hogueras funerarias arden en Monterrey, obedeciendo las órdenes federales de las autoridades sanitarias. Se queman los cadáveres de las víctimas de la inundación. Según los despachos que se han recibido aquí, se han encontrado mil quinientos cadáveres y se dice que el número de muertos sube a dos mil.
En un sólo lugar se encontraron cien cadáveres…”



El Siglo Diez y Nueve con fecha del 8 de agosto de 1888, reseñaba uno más de los múltiples permisos que se expidieron para utilizar las aguas del canalón como paseo de lanchas.
“….Piraguas.- Varias se botarán al agua el día 8 del próximo septiembre en el ojo de agua de Monterrey con el objeto de que recorran aquel canal…”
Probablemente expedido en estas fechas a favor de un regiomontano de nombre José Ma. Elizondo, se sumaba a una petición anterior realizada con fecha de 1882, hecha por él mismo, en sociedad con Agustín Sánchez Arriaga, para instalar un paseo con lanchas o esquijas (sic).
A esta petición, agrego dos más que pueden ser consultadas en el Archivo Histórico de Monterrey:
En  1930, Policarpo Elizondo solicitaba permiso desde las calles de Zaragoza y Allende hasta las compuertas que existen en la calle de diego de Montemayor, con objeto de establecer paseos en lanchas y juegos ó de partes similares.
O la de 1940, en donde la solicitud reza de la siguiente manera:
   "...Se dio cuenta con una solicitud presentada por el Sr. Carlos Uribe, en virtud de la cual solicita la concesión para el arrendamiento de un terreno propiedad del Municipio, situado a las márgenes del Canalón que atraviesa el Centro de la Ciudad, arrendamiento que solicita el interesado desde el lugar en que termina la Alberca "Monterrey", hasta el cruzamiento con la calle D. de Montemayor, ofreciendo instalar lanchas de remos, neverías, merendero salón de billar, biblioteca infantil..."
Como se ve, muchos años antes del actual paseo Santa Lucía, y en repetidas ocasiones, existieron proyectos para explotar turísticamente la zona.



 Esta nota apareció en El Nacional, con fecha del 4 de Febrero de 1891:
“…Un soldado de Fernando VII.- José Blas Hernández, es el nombre de un pobre mendigo originario de San Luis Potosí, y que desde hace algún tiempo vive de la caridad pública en Monterrey.
Hernández nació el año de 1785 y sirvió por espacio de 8 años en el ejército del Rey Fernando VII y luego en las tropas del libertador.
Disfruta de magnífica salud, buen oído y excelente vista, y actualmente habita por el barrio de Las Tenerías en dicha ciudad…”



Para finalizar, transcribo una noticia del diario El Popular, con fecha del 21 de Febrero de 1898:
“…Importante aprehensión.- El infame autor de violaciones en niñas menores de edad, que tantos crímenes ha consumado en Monterrey, sin que hubiera podido caer en manos de la policía, acaba de ser aprehendido en aquella ciudad, en la Plaza de Zaragoza, el domingo último cuando se paseaba tranquilamente oyendo la serenata.
Cuando fue capturado enmudeció y se puso densamente pálido.
¡Que lo castiguen! …”

Fuentes:


Test de los municipios de Nuevo León.

 quiz de municipios

Oprime la imagen o el texto para probar un test de memoria de los cincuenta y un municipios de Nuevo León.

Tiempo límite de ocho minutos.

sábado, 22 de marzo de 2014

El bombardero fantasma

Tengo que decir antes de entrar en materia, que la presente historia la escuché de voz de mi padre hace muchos años. Aunque me parecía francamente improbable el desarrollo de los hechos, sabía que mi padre no era proclive a fantasear en lo más mínimo y que la precisión de los datos que aportaba, hacían poco plausible que estuviera mezclando información por algún tipo de confusión en sus recuerdos.

El evento en cuestión había sucedido el año de 1943 y se relacionaba con un accidente que involucraba a un bombardero de la fuerza aérea norteamericana, nación que se encontraba entonces en plena guerra. 

A pesar de las grandes facilidades que hay en internet para encontrar información sobre temas de accidentes aéreos que involucran a aparatos militares norteamericanos; durante cinco años desde el comienzo de este blog, traté de ubicar datos del incidente para incorporarlos como una entrada, pero me resultó imposible localizar así fuera la más mínima información sobre el accidente.

Fue sólo a raíz de una nueva búsqueda efectuada en días recientes en que todo quedó perfectamente aclarado, y la historia se me presentó tal como me fue narrada por mi padre hace tiempo.



El hallazgo logré hacerlo en una entrada muy reciente (28/2/2014) del blog history.net, dentro de un conjunto de pequeñas narraciones de aviación intitulado "Historias asombrosas pero verdaderas", del cual me permito incluir a continuación la siguiente traducción:

Un Liberador se “libera”


Fue un avión de los conocidos como Liberador Exprés C-87 Consolidado, la versión de carga del mítico 
B-24, el que despegó una madrugada del día 9 de Febrero de 1943 desde la base aérea de West Palm Beach en Florida, en ruta hacia las Islas Azores en mitad del océano atlántico y con destino final en el Norte de África.

Desde el inicio del viaje la tripulación niveló el Liberador Exprés a 9000 pies, sin embargo, y al parecer por detalles técnicos de la nave, el piloto apenas pudo mantener con grandes esfuerzos dicha altura. Peor aún, el elevador y los alerones empezaron a vibrar violentamente transmitiendo este movimiento a la columna de controles y a los pedales del timón. Con todas estas circunstancias y dado que el avión se encontraba a tan sólo 90 millas al este de Florida, el piloto inició la maniobra de regreso. Mientras esto sucedía, la tripulación se daba a la tarea de aligerar el peso del aparato arrojando la carga y el equipaje por las compuertas.

Para el momento en que se ubicaban volando tierra adentro y a tan sólo 10 millas al este de Miami, el C-87 se volvió tan incontrolable, que el piloto se vio precisado a ordenar a la tripulación y pasajeros que saltaran del aparato, siguiéndolos él inmediatamente, no sin antes haber encendido el piloto automático de la nave que dejaba a la deriva

Se puede suponer que el piloto no tuvo suficiente control sobre el aparato para dirigirlo mar adentro, en vez de abandonarlo sobre áreas de la costa de Florida, que para esos años ya se encontraban densamente pobladas.

Más tarde la Guardia Costera junto con algunos botes de civiles pudieron rescatar a seis sobrevivientes de los ocho que saltaron, sin que de los otros dos se lograra encontrar ningún rastro.

Mientras tanto el C-87, habiéndose librado de 1500 libras de carga viva, elevaba su pesado cuerpo de aluminio hacia arriba logrando ganar de nuevo altitud y enfilándose por sí mismo a la dirección oeste bajo el control de su piloto automático. Si las vibraciones continuaron o se detuvieron, parece que fue un asunto que no modificó el derrotero del aeroplano.

Más o menos cuatro y media horas después, y tras haber atravesado todo el Golfo de México, el Liberador seguía volando de forma autónoma tras haber recorrido 1300 millas (2093 kilómetros) y aparecer sobrevolando la localidad de Zaragoza, en el Estado de Nuevo León en el noreste de México. 
Durante otro par de horas el aparato describió pesados círculos sobre el pequeño poblado nuevoleonés, hasta que por fin, y posiblemente a falta de combustible, terminó por estrellarse en una de las montañas adyacentes a esta población.



* Ha quedado aclarado, gracias a quienes conociendo la zona han hecho sus comentarios en esta entrada, que el lugar de estrellamiento fue en el cerro conocido como "El Viejo", en el mismo municipio de Zaragoza. .

viernes, 14 de marzo de 2014

Dr. Arthur F. Torrance, Parte No 2.

El auto en que viajaban el Dr. Torrance y su esposa en las cercanías de Monterrey

El accidente:

No tengo la nota original que sin duda publicaron los diarios locales hacia principios de Noviembre del año de 1941, pero imagino que pudo haber sido algo más o menos así:

“…En días recientes, en viaje de bodas hacia el interior de nuestro país, el afamado científico norteamericano Dr. Arthur F. Torrance y su esposa la Sra. Ada Loveland de Torrance, sufrieron un accidente en las cercanías de Monterrey mientras transitaban por la carretera de Nuevo Laredo con destino a nuestra ciudad. A consecuencia de éste desafortunado suceso, la señora Torrance que aparentemente se encontraba al volante del vehículo, sufrió un traumatismo en el cráneo al golpearse con el retrovisor del mismo, siendo trasladada a un hospital de la localidad en donde horas más tarde perdió la vida…”
“…su afligido esposo se encuentra haciendo los trámites de ley para darle inmediata sepultura…”

Hasta aquí la hipotética nota que sin duda se publicaría por esas fechas –por lo menos en la prensa regiomontana- y que estaría consignando el trágico incidente en donde el afamado doctor, aventurero y científico reaparecía en los medios, aunque en esta ocasión por razones estrictamente personales y desafortunadas.

La acusación:

El artículo que transcribo, tomado del diario The Niagara Falls Gazette con fecha de lunes 17 de Noviembre de 1941, me parece bastante representativo del alud de notas que se publicarán en el extranjero.  Las circunstancias en que se provoca el accidente y muerte de la Sra. Torrance, harán que se genere en la autoridad local una serie de sospechas, que desencadenarán más tarde una sucesión de acontecimientos que tendrán como epicentro a la ciudad de Monterrey:

Levantan cargos contra un Americano por la muerte de su millonaria esposa mientras hacían su viaje de Luna de Miel.

"...La Policía mexicana cree que la Sra.Torrance fue golpeada de muerte con la botella de un termo.
Monterrey, Mexico (AP),. Arthur Torrance ha sido detenido el día de hoy en la penitenciaría de Monterrey, bajo cargos de asesinato, en relación a la muerte de de su millonaria esposa de 67 años de edad, la recién fallecida Ada Loveland de Kalamazoo, Michigan.
El jefe de la policía estatal Ernesto Ballí, ha dicho que cree que la Sra.Torrance fue golpeada mortalmente con la botella de un termo.
Torrance, que ha sido trasladado desde el hotel en donde fue interrogado de forma intermitente desde la fatal interrupción del viaje de luna de miel de la pareja hacia el interior de México hace diez días, ha mantenido su alegato de inocencia.
En México no existe la pena de muerte. La pena más usual por asesinato, consisten en 10 a 20 años de cárcel.

El Dr. Torrance con su defensor el Lic. Santiago Roel

El detenido de 54 años ha declarado que la Sra.Torrance sufrió una lesión de consecuencias fatales en el accidente automovilístico cuando se golpeó contra el espejo retrovisor tratando de evitar un choque contra un toro que deambulaba sobre la carretera, viaje en el que el susodicho, planeaba adelantar algunos estudios que realiza sobre las enfermedades tropicales.
La policía tiene planes de exhumar el cuerpo de la Sra.Torrance el día de mañana en busca de marcas de agujas hipodérmicas, en vista de que la fallecida había enviado cartas a su casa diciendo que Torrance le estaba suministrando drogas.
"No encontrarán marcas de inyecciones en ella" ha dicho Torrance, y agregó "Ella tan sólo había estado tomando quinina para prevenir la malaria".
Se han encontrado fragmentos de vidrio en donde fue localizado el coche accidentado de Torrance, y más tarde en las cenizas de una hoguera en donde un niño vendedor de periódicos, Carmen (sic) Marín Alvarado de 12 años, dijo haber visto a Torrance encender un fuego quemando el objeto utilizado en el crimen, aunque la cubierta de la botella no pudo ser localizada.
Las botellas de termo -Vacuum bottles en el original- son sumamente raras en México, lo que hace en opinión de la policía, poco probable que este peculiar objeto hubiera pasado desapercibido para cualquiera que lo viese.

El Dr. Torrance arrodillado, recrea frente a las autoridades judiciales la forma en que sostuvo a su esposa tras el percance. A la izquierda aparece el jefe de la policía de Nuevo León, Ernesto Ballí, a su lado Evaristo D. García asistente del mismo.
En la parte superior un termo de Bakelita típico de la época.

Evaristo D. García, asistente del jefe de la policía, ha dicho que recuerda que Torrance le mencionó hace algunos días que la cubierta externa del termo era de material plástico y no metálica. García dijo también que algunos comerciantes le comentaron que esa clase de plásticos -¿baquelita?- eran susceptibles de ser quemados si se les calentaba lo suficiente.
Con base en esto el investigador expresó su convicción de que el fuego avivado con periódicos, que dice haber visto el niño vendedor de diarios sobre el lecho seco del río Santa Catarina, muy cerca del centro de la ciudad, destruyó la cubierta plástica del termo, ennegreciendo los restos localizados de cristales rotos…”

El caso se complica:

Y por si los problemas no fueran suficientes para el doctor, aparece en escena el testimonio de una mujer a quien el inculpado había estado cortejando con promesas de matrimonio: Miss Vera Bowyer de Honolulu.  
La señorita Bowyer, de 28 años de edad, hija de prominentes familias de Hawái, había salido de su lugar natal con destino a la ciudad de San Francisco, en donde ya se encontraba instalada para un encuentro previamente pactado con Torrance. Es durante su estancia en esta ciudad Californiana, en donde recibe un comprometedor telegrama desde  Monterrey, en donde el desventurado científico le suplicaba no “adelantar juicios” sobre su comprometida situación.

Miss. Vera Bowyer de Honolulu

Otro asunto que enreda más las cosas es la inhumación del cadáver de la Sra. Torrance en el panteón del Carmen, en presencia de un representante de un hijo de la fallecida. Aparentemente el hijo de la dama en cuestión, el prominente abogado californiano Richard Loveland,  guardaba ya sospechas sobre las intenciones de Torrance, y es él quien solicita a las autoridades mexicanas la detención del mismo.  El hecho de que la difunta fuera  trece años mayor que su esposo, y que hubiera poseído una herencia considerable obtenida al enviudar de un rico ejecutivo de la industria papelera, parece que contribuían a redoblar las dudas que recaían sobre el acusado.

El abogado Richard Loveland


Condena, liberación exprés y final:

No encontré datos sobre los resultados de la autopsia, sin embargo es un hecho que el juez del caso, el licenciado Jesús B. Santos de la tercera sala penal, lo encuentra culpable de asesinato de su esposa y expide sentencia.
La condena no debe de haber sido particularmente extensa, pues para el mes de Marzo de 1942 nuestro buen doctor ya se encontraba en plena libertad tras pagar una fianza de $1,000 pesos, y lograr que la “dura sentencia” se revirtiera del cargo de asesinato, al de muerte imprudencial.

La muerte sorprenderá a Arthur F. Torrance en casa de unos amigos en California el 12 de Diciembre de 1944, mientras se enfrentaba no sólo a la persecución judicial emprendida por el hijo de su fallecida esposa, sino a nuevos cargos referentes a un supuesto “fraude postal”.

Un resumen muy preliminar:

Quedan muchas lagunas en la información que he podido obtener en internet sobre las actividades del Dr. Arthur F. Torrance, pero sin duda alguna la figura del científico, así como los acontecimientos y personajes que giran alrededor de sus peculiares andanzas, valen la pena de ser indagados a mayor profundidad.


El desenlace en Monterrey ha sido en realidad un pretexto para escudriñar en la vida de un ser humano que al margen de cualquier juicio de valor sobre sus actividades profesionales y personales, y del azar geográfico que lo colocó como protagonista un escándalo en nuestras tierras, llevó una vida a todas luces llena de interés y colorido.